Estilo de vida
Leave a comment

¡Proponle Matrimonio al Hombre de tu Vida en Este Día Bisiesto de 2020!

Una propuesta de matrimonio es una de las sorpresas más hermosas que cualquier persona puede vivir, pero también ¡una de las más estresantes para la persona que hace la pregunta!

Tradicionalmente, es el hombre quien, de rodillas y ofreciendo un anillo, le pide a la mujer de sus sueños que se case con él. Sin embargo, según la tradición irlandesa, a las mujeres se les permitía proponerle matrimonio a un hombre solo en el día bisiesto de un año bisiesto. Los días bisiestos son el 29 de febrero y solo ocurren una vez cada cuatro años cuando febrero tiene 29 días en lugar de 28. Si bien hoy en día es aceptable que las mujeres hagan la pregunta en cualquier día del año, tradicionalmente, en Irlanda, solo se les permitía hacerlo el 29 de febrero.

¿De Dónde Viene Esta Tradición?

El folklore irlandés está lleno de maravillosas y (a veces) un tanto extrañas tradiciones, como los domingos de arándano, “La reina de los piratas” y el Halloween celta, pero una mujer que puede proponerle matrimonio a un hombre durante un año bisiesto es una de las mejores que se conocen de este país.

fuente: http://oracionesdesantabrigida.blogspot.com/

La leyenda dice que la tradición comenzó en la Irlanda del siglo V cuando Santa Brígida de Kildare, una monja irlandesa, le pidió a San Patricio, el santo patrón de Irlanda, que otorgara a las mujeres el permiso de proponer matrimonio a un hombre después de haber escuchado a varias mujeres quejarse de que sus parejas eran “demasiado tímidos” o que se tardaban demasiado tiempo en proponerles. San Patricio aceptó y le dio a las mujeres permiso para proponer matrimonio cada año bisiesto. La historia popular dice que en ese momento Santa Brígida se arrodilló y le pidió a San Patricio que se casara con ella, ¡y él dijo que no! Ante su negativa, le dio un beso en la mejilla y le regaló un hermoso vestido de seda para suavizar el golpe.

En 1288, la reina Margarita de Escocia aprobó una ley que permitía a las mujeres proponer matrimonio a los hombres en un año bisiesto, sin embargo, tenían que usar una enagua roja para indicar su intención de propuesta. Si el hombre rechazaba la propuesta, tendría que pagar una multa, que podría ir desde un beso hasta un vestido de seda y un par de guantes. Muchos dicen que esta regla fue influenciada por la historia de Santa Brígida y San Patricio.

Tradición Extendida en Toda Europa

Con el tiempo, la tradición se extendió y fue adoptada en toda Europa. En algunas de las sociedades europeas de clase alta, si un hombre rechazara a una mujer, tendría que comprarle 12 pares de guantes. La leyenda dice que este regalo se hace para ocultar la vergüenza de no tener puesto un anillo de matrimonio.

Sin embargo, muchos académicos tienen dudas sobre la historia de la tradición. En primer lugar, son escépticos sobre las raíces de la tradición irlandesa, ya que San Brígida solo tenía 9 o 10 años cuando murió San Patricio, lo que hace que su relación sea muy poco probable. En segundo lugar, la reina Margarita solo tenía 5 años cuando aprobó la ley en Escocia y parece improbable que hubiera aprobado una ley tan centrada en los derechos de las mujeres y el matrimonio a una edad tan temprana.

De todos modos, la tradición todavía se celebra en gran medida en todo el mundo. En Estados Unidos, muchas personas se refieren al día como el “Día de Sadie Hawkins”. Este feriado estadounidense (que es único en todo el mundo) alienta a las mujeres a tomar las riendas de sus vidas e inviter al hombre que les gusta a una cita. En el Reino Unido, el día se conoce en gran medida como el “Día del soltero”, que es el día en que los hombres pueden estar relajados con sus amigos y posiblemente esperar una propuesta de matrimonio de parte de una mujer.

Razones para Proponerle Matrimonio a tu Novio

Si bien la tradición dicta que los hombres deben ser quienes hacen la pregunta, este año, las mujeres pueden liderar la acción y planear su propia propuesta. Hay tantas razones por las que una mujer debería salir de su zona de confort y proponerle matrimonio al amor de su vida. Cuando una mujer propone, puede crear sus propias reglas para la propuesta, elegir el anillo y tomar acción, en lugar de esperar a que le pidan matrimonio. Ella también se convierte en un gran ejemplo para las mujeres en su vida que están en una situación similar.

¿Te sientes lista para tomar la iniciativa este año bisiesto y pedirle matrimonio a tu pareja?